Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

jueves, 7 de abril de 2016

CRUCIFIXIÓN POR NO SABER SUAVIZARME

 .......No sé, suavizarme cuando siento.........                                   
No sé como no espinarme con las zarzas de los salvajes rosales de tus palabras
No sé como tragarme la saliba de tu ausencia que deja afónica a mi garganta.
No sé como arrancarme las cuerdas vocales del timbre de tu voz.

Asi, ilegitima, incorrecta y blasfema me siento cuando te pienso ya que encuentro enfermizo y absurdo nadar contra corriente de mi misma.

Mi forma de amarte
es transgresora y desmedida
por aprenderme de memoria
cada uno de tus demonios,
si no me interesan tus batallas,
nunca alcanzare a ver tu paz
por eso, te pediré guerra, antes,
mucho antes, de la concesión de una tregua
ya que solo así entenderé, tu gloria.

Te entregaré mis alas, en la caída a los infiernos oscuros
para que la crucifixión, de las manos, de mi boca
que no sabe mentir, sea una redención de verdades
que contarle a tus oídos sordos, y al olor de tus caricias
                           nunca consumadas, 
para que seas capaz de sentir, en los timpanos de mi piel, 
el grito culmen, de tu caníbal deseo


desgañitándose en carnívoros orgasmos
reservandome mesa en tu traviesa mente
donde sacias las ganas de mi
como ese secreto gastronómico
de forma paciente y complaciente
en esas horas
en que mas de menos me echas...

Escrito por Yolanda Bueno Melado el 07/04/16

2 comentarios:

  1. Una pregunta: la crucifixión, ¿quién la pide? Déjalo, no me respondas. Cuando hay q suavizar el deseo de entrega hacia una persona q habla otro idioma no es merecedor de un pestañeo mínimo de placer. Cambiar para adaptarse a los gustos de la otra persona es otra manera de postrarse a los pies de la sumisión. Y la verdad, no te veo mucho en ese papel. La parte comestible del poema me alimento...mucho jajaja

    ResponderEliminar
  2. No me tires de la lengua Olivia/Alex que yo de sumisa no tengo nada, no me vendo y no cambio para adaptarme a los gustos de nadie, amo, a mi manera y creeme si te digo que conozco mi forma poco suave de sentir. La mayoria de las veces se ama de forma egoista, yo entrego mis alas a quien amo para hacerle saber que no deseo su compañia si él no esta seguro, lo quiero libre, es la única formula que conozco para que el engranaje de una pareja funcione, ya que conozco de sobra el pequeño detalle de que su mente se vuelve traviesa cuando me hace aparecer en ella en esas horas secretas en que más de menos de echa...Y la carne, es mejor al punto no crees?...

    ResponderEliminar