Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

martes, 12 de mayo de 2015

SALVAJE

La fiera y la humana
 

Asalvajada  en  un  mundo donde  la  docilidad  es  una  virtud y  la  belleza  de  un  acto de rebeldía, es  tomado  como  una  amenaza   a  las  normas que  institucionalizan  y  condenan  al  destierro la  espontaneidad  de  la  libertad.
Desquiciada  en  un  sociedad  donde  a  la incongruencia se  le  llama  cordura en  un  impulso  depravado  y  viciado que  consiente en  dar  mas  valor  a  las  palabras envenenadas  del  elixir  de  las  promesas
que  necesitamos  creer que  a  los  hechos que  pulverizan nuestras  retinas y  que  siendo  incapaces  de asumir anudamos  en  una  relación masoquista
abrazada  por  la  nada.
Inquieta  en  un  mundo donde  se  quiere vestir  a  la  libertad  con  las  alas de  las  cadenas
pintando  esas  plumas  pesadas  que jamas levantaran  el vuelo mas  que  en  una  realidad virtual
con  la  paleta  de  los  colores de  aquellas  huellas salvajes  que  deja  un  animal libre
cuando  corre  entre  senderos perdidos únicamente  guiado  por   la fuerza de  sus  instintos  en  los  que 
plenamente  confía.

Perpleja  en  una  sociedad  donde las  mentiras hacen  de  las verdades sus  sumisas, fustigándolas con  el  látigo de  su  tiranía, obligandoles  a  interpretar  el  dolor  recibido como  placentero.
Inadaptada  a  unas  normas  que  erradican con  una  brutal sutilidad querer  aprender  a  tener  tu forma de  pensar propia para  así  poder poner objeciones  al  simple mandato  imperativo  de   que  manden y obedecer.
Anonadada  en  un  mundo  donde  la  mezquindad de  la cobardía hace  del  valor, un  uso  caduco, actualizando  su  significado  en  el  diccionario con  el  dibujo  de  una  boca  que  enmudece por  la  mordaza  del miedo.
Desprendida  de  un  mundo donde  el  cinismo  tiene  tanta  hambre  de poder que  su  deseo  supremo  es  tomar a  la  honestidad como  su  concubina  predilecta para  hacer  de  ella  su  prostituta particular y  poseerla  cada  vez  que  le  plazca para  despojarla  de  lo  que  en  si,  ella es.
Desordenada   en  una  sociedad donde  la  dignidad humana arrastrada  por  la necesidad
es desahuciada   por  la  bajeza  de  la  vileza que   abusa  de  ella  sistematicamente,  despedazandola,
enriqueciéndose  a  costa  de  su miseria, aprovechando  su  falta  de  protección,  para vulnerar  todos  sus  derechos  sin  avergonzarse.
  Confundida en un mundo donde  enorgullecerse de practicar el  sexo privado de sentimientos delante de la manada es, el mayor de los  méritos, y la gran prioriodad de una fauna, que presume curiosamente, de su parte humana......¡Que gran ironía, que necesiten esconderse como alimañas para reconocer, la gran falta que les hace amar y ser correspondidos, y, que esta infame mentira, se vuelva el engaño mas grande que se digan a ellos mismos

Escrito  por  Yolanda  Bueno  Melado  el  10-05-15

No hay comentarios:

Publicar un comentario