Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

miércoles, 3 de agosto de 2016

DE TI Y DE MI


El tiempo pasa y me siento un borrador en él,
llena de tachones, de versos no terminados, no concluidos
se hicieron bostezo en la boca de la vida
y se quedaron dormidos en la época de las cerezas.

La tormenta me alcanzo en pleno descampado
y no pudé guarecerme bajo ningún roble que no destiñera agua,
ese tipo de truenos que atormentan mi alma,
el alcohol sin destilar de saberme alguien genérico en tu vida.

He querido dar la espalda tanto tiempo al escozor
 que la navaja de tus silencios, producía en el cuello
de mis sentimientos subiendo y bajando, como ascensores por la garganta de mi corazón, que cuando he querido parar la hemorragia sufrida, casi, no quedaba nada de mí.
Convertida en el ring de boxeo, donde los derechazos de tu razón, han golpeado sin compasión, a la marea de mis sentimientos, hasta la extenuación, logrando solo en el último asalto, hacerme caer a la lona y dejarme ko, con el golpe final de descubrir ,que te dejas querer.
Cerre los ojos a las musas y acurruque a mi pecho con mis brazos, sin borrar la fotografía de todo lo memorizado sobre ti, para vestir con mi espalda, el chaleco de eso, a lo que tú, llamas tu religión y que reza quiero que seas feliz, aunque no sea conmigo".
El murmullo de los eslabones de plata anclados unos a otros, crea un sonido musical, casi poético, arrastrándose hacia el mar abierto de mi carne, nadando mar adentro, con cadenciosos vaivenes, soplando significados, en letras de canciones que he aprendido, para conocer la prisión, en la que estas, y sin esperar a que me permitas contradecirte un poco, lo haré, como siempre, mucho, para no perder la costumbre de ser yo misma, porque a esta servidora, que nunca hizo de nada, ni nadie, su religión " le calaste hondo y ahora dueles, igual que decirte, que si ahora, tienes la mitad del gran amor, que te tengo, puedo jurar, que a la que te quiera, la bendigo.

Y ya va siendo hora de despedirme, de no ser estorbo, ni piedra en el camino de aceptar que este todo que siento hacia ti, nunca será, que esta infeliz para la que será imposible, seas, nada, te diga, que no hay excusa ni buena ni mala, ni remordimiento ni me quiero disculpar por todavía amarte, que eres un zarpazo al corazón y que quizás, no quiero aguantarte el paso porque no sé donde se supone debo ocultar el dolor que llevo dentro, no encuentro mejor lugar que la distancia,
                          esa que nunca quise para ti y para mi,
                          esa que tú me ofreciste para las dos,
                          esa que deja a la altura del suelo, ese
                          "más alto que nosotros, solo el cielo."   


 Escrito por Yolanda Bueno Melado el /02/08/2016

"Aquellas palabras o frases subrayadas en otro color no son mias, son titulos o frases de canciones de un conocido y reconocido cantante de la historia musical de mi pais, y que por supuesto a traspasado barreras y cruzado oceanos con su manera  de hacer las cosas a su modo, Enrique Bumbury"

No hay comentarios:

Publicar un comentario