Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

miércoles, 17 de agosto de 2016

TE DESAFIO A MIS OFRENDAS


                             Te ofrezco,
                            los amaneceres de todos mis defectos,
              las risas de todos mis llantos,
                            la fé de todos mis errores, 
              la custidia compartida de mis delirios, 
                          el color espeso de mis pesadillas,
la rienda suelta de mis demonios, las piedras pesadas de mis miedos, el vértigo de mis abismos, los monstruos que viven bajo mi cama, la piel reversible de mis torpezas, los acordes de mis mas bajas pasiones, la falta de protocolo con la que estoy diseñada, la habitación diáfana  de mi locura, el silencio de mis cicatrices, la boca hambrienta de mi curiosidad, la lágrima cristalina de mi desconfianza, la falta de cobertura para las zonas de confort, la estructura interna de mis heridas, el fallo del sistema de drenaje que se obstruye si obvias a la corriente de la niña que llevo implícita en la adulta que también soy.

Te ofrezco calentarte la cabeza sin permiso y después los pies,  ser ese mínimo sabiendo que en cualquier momento ambos podemos traspasar la linea hasta convertirnos en un máximo, no entenderte en ocasiones ni escucharte siempre, pero desnudarme cada noche de todos los días de tu vida y ponerte sobre los hombros la camisa de la sinceridad.

Te ofrezco el sabor sin conservantes de todos mis imperfecciones, la furia de todos los virus que habitan en el planeta de mi interior, el hueso del cráneo de mis debilidades, los berrinches de mis enfados, las tormentas violenta de mi irracionalidad, esa Torre de Babel en la que me convierto ante las imposiciones, la película en blanco y negro de mis necedades, te ofrezco las notas discordantes de mis oscuridades antes que la melodía perfecta de las escasas virtudes acomodadas en el espino  de la luz que quizás me desborde o puede sea inexistente en mi....

Yo, no tengo nada de perfecta, me alejo mucho de ese canon,
para que mentirte sino encuentro causa más estúpida que una mentira.

¿Las pupilas zurdas de mis retinas
disienten tanto del ocaso de tu puño diestro?
me resulta atractivo envolver con un lazo
todo aquello que no es virtud en mí
y ofrecértelo con mi mano izquierda
para observar que hace tu mano derecha


Escrito por Yolanda Bueno Melado el 17/08/2016

2 comentarios:

  1. ¡Imposible sentir pequeñez ante tanta grandeza!
    Sólo tú te niegas a ver la luz que te ilumina y cierras los ojos.
    ¡Gracias, por ofrecer tus virtudes al querer enseñarnos tus defectos!
    ¡abre los ojos, el Dios que niegas se recrea en ti!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Encarna, por ver virtudes cuando yo solo ofrezco a modo de desafio mis inmumerables defectos...Tu virtud, se encuentra en ver en mis oscuridades, esa luz..

    ResponderEliminar