Sueños, amor y reflexiones de Yolanda Bueno

Mi foto


Soy un lugar de recreo: Mi mente infatigable esta hecha de huracanes que se alimentan de sensaciones, mis sensaciones sin mascara están hechas del fuego con el que se visten mis silencios, mis silencios alborotados estan hechos de abismos que exilian sin desidia lo que mi boca por torpeza calla hasta la tierra donde serán contadas por mis miradas, mis miradas completas están hechas de canela y limón para que al probarlas sientas el disparo inequívoco de la explosión de lo diferente de mis sabores, mis sabores indescriptibles están hechos de un mayúsculo infierno que nunca deja de reclamarme mas espacio y del placer inconmensurable que solo te puede aportar un pecado, mi pecado mayor esta hecho de todos los pecados que andan paseándose unas veces a hurtadillas y otras con descaro por
ese lugar de recreo al que gustan y buscar visitar, que SOY.

viernes, 10 de abril de 2015

LA VIDA EN BLANCO




El temperamento natural de la vida es el recreo de la muerte
En  el  paraje del  corazon la  Vida  y  la  Muerte  son  iniciales  cinceladas  en  las  que  una  de  las  dos  prevalece  en  relieve  sobre  la  otra




La  vida  es,  a  veces, un  paraje  magnanimo  en  su  inmensidad  completamente  cubierta 
por  el  manto  de  una  gruesa,  espesa, y   blanca
capa  de  nieve  que  sin  piedad,
quemara,  con  su  abrazo  frio  y  gelido
cada  centimetro  de  ti,
dejando  bajo  cero  cada  grado  de  calor,
que  los  poros  de  tu  piel, deben  guardar  para  la  proxima  estacion.


Te  abrazara, con   todas  las  fuerzas de  que  es  capaz, dejandote  claro, que  en  cualquier  momento,
puede  dejarte  caer sin  pestañear,
en  una  de  sus  tantas, infinitas  grietas
o  profundas  simas, donde  apagara
sin  previo   aviso, tu  ultimo  aliento.
Tan  hermosa,  como  todo  lo  etereo, tan  deseable,  como  aquello  que  no  se  ha  pisado  todavia, tan  finita,  como  todo  lo  material, tan  peligrosa,  como  aquel  que  no  tiene  nada  que  perder, tan  prudente,  como  la  razon,  te   diga  debes  ser, tan  imprevisible,  como  un  alud,  que  al  desprenderse....Te  arrastrara.
Tan  simple,  como  un  juego  de  niños,
en  el  que  exclusivamente  habra  una  sola  regla  basica
a  la  que  todos  estamos  sujetos, y,
a  la  que  ninguno  podemos  contradecir.
De  ella  nos  iremos, igual  que  llegamos,
nuestro  tiempo  es  limitado, y,  en  algun  momento  hemos   de  partir, el  cuando,  donde,  y  como es  algo  que  se  escapa a  nuestra  condicion  de  Meros Jugadores. 


Escrito  por  Yolanda  Bueno Melado  el 08-02-15

No hay comentarios:

Publicar un comentario